Telefís: Archbishop Beardmouth At The ChemOlympics

Telefís es una fiesta en progreso, de manera tal que así como We Need derivó en el We Need EP, Mister Imperator en el Mister Imperator EP, y con la incorporación de Jah Wobble, Falun Gong Dancer se convirtió en el Falun Gong Dancer EP, Thomas Leer trae a su nuevo sencillo una progresión que no sólo abarca éste tema, sino también su promocional anterior, Ballytransnational, y otros más para un total de 4 temas que te presentaremos en la progresión correspondiente, para desembocar en a hAon, su álbum debut ya disponible en formato físico, CD o vinilo, en https://ffm.to/telefisahaon, con el formato digital disponible en https://orcd.co/telefisahaon, rindiendo honores al carnaval que significa la reunión creativa de Jacknife Lee y Cathal Coughlan.

Archbishop Beardmouth At The ChemOlympics es la alegoría a la homilía que celebra cierto personaje desde cierto palacio, todas las mañanas a primera hora, interpretando diferentes versiones del rocanrol de los idiotas, mientras sus fieles festejan y celebran, imbuidos en el espíritu de la canción, con su mesías regocijado en verlos morir, convencidos de que una estampa habrá de detener el mal del siglo, o una limosna les dará para comer y olvidarse de la falta de servicios de salud, entre otras cosas.

Archbishop Beardmouth visits the ChemOlympics, in his full Byzantine-Slavic magnificence, the giant torso-curtain of hair announcing him. He is very gratified by what he sees. Gone are the mandatory drugs tests and geopolitical skirmishes of yore, and instead, has come immaculate, chemically-enhanced performance. There’s only the occasional moment when the live camera feed has to be cut, in order to enable the re-reading of the script, and perhaps the replacement of a competitor. At these times, His Eminence loses interest in the spectacle, and becomes aware of the obsequious ravings of a young man seated below him, who points at a laptop screen full of animated bodies – devised, the young man says, by a special form of artificial intelligence. The youth tries to interest the prelate in buying into the «cryptocurrency» which will fund the growth of this technology, which is named «COPD-coin». The young man explains that he named it this way because it represents a shock to the international order. His Eminence appears irked by this, and begins to grill the young man, «You wish to destabilise your own Motherland in this way? And you dare to approach the Lord God’s representative with this treason?” «No, no, Eminence», the young man remonstrates, «It shall be prevented from trading in the Motherland. Only in the sinful and subhuman parts of the world will it be allowed to operate. Because those people are stupid, and decadent.» The Archbishop raises an eyebrow and leans forward. «Well then, how much money do you need to raise from this scheme?” Later, at the big reception for the dignitaries, there are home movie screenings. On the screen, we see vintage images of Ireland’s famed one-time Orthodox Jansenist Papal ruler, Archbishop John Charles McQuaid (sometimes depicted in the company of his earthly proxy, Éamon de Valera). He parades through a life of saintly self-love (since unfairly besmirched by individuals unfit to have breathed the same air as His Lordship) – from long-con shrine, to concrete basilica, to institution of pious incarceration. It could be said that we shall not see his like again – but let’s give it a go. Viva crypto!

El arzobispo Beardmouth visita los Juegos Olímpicos de Química, en toda su magnificencia bizantino-eslava, con la gigantesca cortina de cabello en el torso anunciándolo. Está muy satisfecho con lo que ve. Atrás quedaron las pruebas de drogas obligatorias y las escaramuzas geopolíticas de antaño, y en su lugar, ha llegado un rendimiento inmaculado y mejorado químicamente. Solo hay un momento ocasional en el que se debe cortar la transmisión de la cámara en vivo para permitir la relectura del guión y quizás el reemplazo de un competidor. En esos momentos, Su Eminencia pierde interés en el espectáculo y se da cuenta de los obsequiosos delirios de un joven sentado debajo de él, que señala la pantalla de una computadora portátil llena de cuerpos animados, ideados, dice el joven, por una forma especial de inteligencia artificial. El joven intenta interesar al prelado en la compra de la «criptomoneda» que financiará el crecimiento de esta tecnología, que se denomina «COPD-coin». El joven explica que lo nombró así porque representa un golpe al orden internacional. Su Eminencia parece molesto por esto y comienza a interrogar al joven: «¿Desea desestabilizar su propia Patria de esta manera? ¿Y se atreve a acercarse al representante del Señor Dios con esta traición?» “No, no, Eminencia”, le reprocha el joven, “Se le impedirá comerciar en la Patria. Solo en las partes pecaminosas e infrahumanas del mundo se le permitirá operar. Porque esas personas son estúpidas y decadentes». El arzobispo levanta una ceja y se inclina hacia adelante. «Bueno, entonces, ¿cuánto dinero necesita recaudar de este esquema?» Más tarde, en la gran recepción de los dignatarios, se proyectan películas caseras. En la pantalla, vemos imágenes antiguas del famoso gobernante papal ortodoxo jansenista de Irlanda, el arzobispo John Charles McQuaid (a veces representado en compañía de su apoderado terrenal, Éamon de Valera). Desfila a través de una vida de santo amor propio (desde que fue mancillado injustamente por individuos incapaces de haber respirado el mismo aire que Su Señoría), desde un santuario de larga data, a una basílica de hormigón, a la institución del encarcelamiento piadoso. Se podría decir que no volveremos a ver su estilo, pero intentémoslo. ¡Viva cripto!

Cathal Coughlan

Telefís, Archbishop Beardmouth At The ChemOlympics…

Un comentario en “Telefís: Archbishop Beardmouth At The ChemOlympics

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.