Simon Bromide: The Skehans Song

Simon Bromide tiene todo listo para el lanzamiento de Following The Moon, su primer álbum solista, editado por Scratchy Records, distribuido por Cargo Records a partir del 10 de Diciembre próximo, el cuál significa no sólo un trabajo íntimo sino el resultado de la primer pausa realizada con Bromide, su banda, luego de 25 años, a consecuencia de la situación global que esperamos pase antes de que termine el 2022, por lo que, para aliviar la espera, y continuar el trabajo promocional iniciado con The Waiting Room, nos presenta un nuevo sencillo, el cual incluye la participación del Easycome Choir, integrado por Andy Hankdog, Scarlett Woolfe y Vincent Davies, acompañado por un vídeo realizado por Lou Smith y Ben Pollard, el cual llegará a todas las plataformas éste 3 de Diciembre y puede encontrarse dando CLICK AQUÍ.

The Skehans Song es el contacto con la tierra que, de vez en cuando, necesitas hacer cada vez que sea preciso alienarte de tu propio mundo y explorar otras realidades, de manera tal que, siendo el frontman y protagonista de tu propio show, lo más correcto es presentar a la banda ante la audiencia que te sigue tras la cuarta pared.

In the 1990s, I used to frequent the Troubadour in Earls Court. This was my introduction to the curious sport of ‘open mic-ing’. Not exactly a contact sport, but not far-off. The inevitable dread of waiting to play, the terrible acts, the amazing acts, the tap on the shoulder ‘I’m sorry, we can’t squeeze you on tonight’, the tea lights, egos and hushed silence watching pins drop and/or your life slip away and then occasionally a room full of wild unexpected applause. I remember seeing Hankdog at these nights, who always mentioned ‘The Easycome’ but it was over the other side of town in Nunhead and I never ventured over. Then time took me over to SE London and finally about 5 or 6 years ago I started going down regularly on Wednesdays.
En la década de 1990, solía frecuentar al Troubadour en Earls Court. Esta fue mi introducción al curioso deporte del «micrófono abierto». No es exactamente un deporte de contacto, pero no lejano. El inevitable temor de esperar para tocar, los actos terribles, los actos asombrosos, el golpecito en el hombro ‘Lo siento, no podemos ponerte esta noche’, las velas de té, los egos y el silencio silencioso al ver caer los alfileres y / o tu vida que se escurre y luego, de vez en cuando, una sala llena de aplausos inesperados. Recuerdo haber visto a Hankdog en estas noches, quien siempre mencionaba «The Easycome» pero estaba al otro lado de la ciudad, en Nunhead, y nunca me atreví a visitarlo. Luego, el tiempo me llevó al sudeste de Londres y finalmente hace unos 5 o 6 años comencé a ir regularmente los miércoles.

The idea for the song just appeared at the club one day when I started singing about some of the regulars.. then the chords arrived and it felt like a fun idea to write a kind of list song about these characters that went down to watch and take part. Similarly when we came to record it we tried to capture the atmosphere of a sometimes noisy pub with this thing going on in the corner.
La idea de la canción apareció en el club un día cuando comencé a cantar sobre algunos de los clientes habituales … luego llegaron los acordes y me pareció una idea divertida escribir una especie de canción de la lista de estos personajes que bajaron a mirar y participar. Del mismo modo, cuando vinimos a grabarlo, intentamos capturar la atmósfera de un pub a veces ruidoso con esta cosa sucediendo en la esquina.

Simon Berridge

Simon Bromide, The Skehans Song…

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.