¡Féliz Navidad 2017!, ¡Qué 2018 sea ROCK!

2017 un año inolvidable…

Por muchas y más que conocidas razones es que este año quedará por siempre en nuestra memoria pero, como dice una de mis canciones favoritas, de todo lo que pasamos me quedo con lo mejor porque hoy ya somos otros y el pasado nos marcó.

Personalmente me tocó vivir un año de verdaderos altibajos, más, al final, el balance es positivo pues se va quien no debe de estar, se queda quien es parte integral de este espacio, todos por voluntad propia; bueno, fue necesario hacer que sucedieran algunas cosas, algunas otras se forzaron, pero, al final, así es la vida y sus diferentes ciclos.

Apreciar lo que tenemos es importante y, en ocasiones, debe cubrirnos la obscuridad para que recordemos cual es el camino hacia la luz, reconozcamos quienes somos y agradezcamos por aquellos que, en todo momento, se mantuvieron a nuestro lado, sin importar nada más.

Para El Santo del Rock fue un año de grandes avances pues, si bien parecería que cada día hay mayor oferta en medios, nuestra única y verdadera competencia somos nosotros mismos, lo cual nos queda claro por el tremendo crecimiento que hemos logrado y que para nada ha sido fácil.

No somos un medio que necesite de ir, estar o tener para definir su identidad, esta nos la da el trabajo y nada más.

Nuestra estrategia en este 2017 fue simple: Concentrarnos en la música, nuestra prioridad y razón de ser, motivo por el cual dejamos contenidos de lado, en ocasiones involuntariamente, por cuestiones de tiempo y espacio, en otras plenamente conscientes de que, por muy atractivo que sea el envase, si no nos ayuda, no nos sirve.

¿A dónde llegamos?, bueno, dejamos de lado a varios de nuestros proveedores por la misma razón que estos nos han dejado de lado en varias ocasiones: políticas, perfiles, contenidos que no son acordes a lo que buscamos reflejar como medio.

Contenidos que, en teoría tendrían que ayudarnos a ganar audiencia cuando, en realidad, al dejar estos espacios para aquellos que verdaderamente son del interés de nuestra audiencia ganamos mucho más que likes, followers o comentarios en redes, sino visitas reales al sitio.

Esperamos entiendan como nosotros los entendemos y en 2018 se de la ocasión de trabajar de manera conjunta, en beneficio mutuo.

Hoy como ayer, agradecemos sinceramente a aquellos que se han mantenido con nosotros, que han creído en nuestro trabajo y han sumado, podemos compartirles que la proyección de El Santo del Rock es tal que nos han ofrecido pauta en otros países de habla hispana pues, el alcance es tal que, así como aquí, en otros países verdaderamente se habla de esto que hemos construído, ya no sólo en español, y se refleja en el tipo de talentos y nombres que se acercan por la parte musical.

Le damos la bienvenida a aquellos que recién llegan, deseo sigamos juntos por mucho, mucho tiempo.

Y a quienes se fueron, simplemente les deseamos lo mejor.

Nos da gusto que haya quien considere que El Santo del Rock es español, pero nos enorgullece aún más que se reconozca a El Santo del Rock como un medio mexicano con un nombre e identidad propios, lo cual no sería posible sin todos ustedes.

2017 nos trajo muchas cosas y, si algo hemos de presumir, son los cada vez más numerosos lanzamientos exclusivos para México y Latino América que, para el mercado anglo, suele tener la BBC, NME, Pitchfork, o la NPR en simultáneo con nosotros.

Especialmente agradecemos a aquellos que, sin importar la distancia, el idioma o que la fecha de lanzamiento sea posterior, nos hacen llegar discos y películas para escucharlos y apreciarlos libremente, con la reserva y confianza que esto implica.

Nuestro compromiso sigue siendo el mismo de siempre: construir una audiencia interesada en escuchar, descargar, compartir, conocer, crecer y hacer de este un mundo mejor.

No tenemos followers ni cantidad u objetivo de likes o interacción sino una audiencia real que vale más que cualquier número de vanidad; una audiencia real que, en tiempos difíciles, nos ayudó a ayudar, sabiendo que estamos conectados y son parte de una red humana.

Seguiremos trabajando y dando prioridad a aquello que verdaderamente sume y nos ayude a crecer porque El Santo del Rock somos todos.

Como a Pedro Vargas, no nos alcanza el espacio para tanto agradecimiento y hoy, deseamos éxito, aprendizaje, generosidad pero, antes que todo, para ti, para todo tu equipo, familia y seres queridos va mi mejor energía y la mejor de las vibras.

¡Féliz Navidad 2017!

¡Qué 2018 sea ROCK!

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s