Viva Mexico Cabrones: ¿Porque el Rock Mexicano?

En algún momento de la vida, me permití soñar con aspirar a una supervisión, gerencia y labrar el camino que me pusiera en camino a ser Director de Área en alguna multinacional. Pudo ser, pero aún antes de buscar el salto que impulsaría mi carrera, o al menos eso pensaba, tuve uno de esos desencuentros que te marcan y cambian tu perspectiva de las cosas.

Eran los tiempos de la fusión, el Banco Nacional Mexicano era adquirido por el Citibank gringo y no todo era miel sobre hojuelas, muchos lucían temerosos ante la posibilidad de perder sus empleos, y al interior del corporativo, que entonces era una de las cuentas clave de la empresa para la cual laboraba, el clima era un poco tenso.

Para todos, menos para el mero chipocles del área de sistemas, un individuo al que por azares del destino me tocó conocer y me compartió cierta perspectiva que sería parte de mi visión integral del mundo a partir de entonces.

En aquel entonces y aún hoy, el banco estadounidense dividía sus operaciones en regiones a nivel global, midiendolas de acuerdo al flujo de capital que manejan, y una vez hecho todo el análisis que derivaba en aquella transacción, México era por si mismo un territorio que pesaba tanto como para ser considerado una región a integrar en esa segmentación.

No le preocupaba perder su empleo, pues si bien por cuestiones estratégicas y de integración esto derivó en el cierre de 90 de las 1.350 sucursales de Banamex y se despedía a 2.700 empleados de su fuerza laboral de 27.700 que en aquel entonces la integraban, el trabajo estaba seguro por ese pequeño detalle que para muchos era una absorción y que para él significaba una integración.

Desde aquel entonces pude ver el potencial existente en el país y poco a poco lo fui apreciando a distintos niveles y en diferentes rubros, a tal grado que hoy, si bien no pierdo el interés por lo que sucede en el ambiente macro, me interesa más lo que se cultiva en el microambiente que pocos aprecian.

Con una identidad bien cultivada y fortalecida, con el paso de los años se puede tener no el dominio sino ocupar el lugar preponderante que muchos dicen tenía la nación en siglos anteriores.

Al día de hoy, en cuestión musical, se habla de Troker, de Rodrigo y Gabriela, pero lo que no se percibe es la identidad de estos proyectos de vida para sus componentes, su determinación y lo que los ha hecho destacarse ante los ojos del mundo.

Hace falta dejar de lado el sometimiento cultural, y mirar con otros ojos a lo que se hace aqui, donde hay mucha tela de donde cortar para presentar productos de verdadera calidad sin que esto signifique hacer, sonar o verse como los británicos, pero tampoco agarrar un huipil y una jarana y pensar que con eso la vamos a armar.

No todo lo hecho en México está bien hecho, tampoco todo lo que llega de fuera es lo que creemos que estamos comprando, pero esperar que se va a conquistar a los europeos a los japoneses, a los gringos o a la gente de otra región haciendo “lo mismo” que hacen no es imposible pero tampoco es el camino.

México es al día de hoy un caldo de cultivo bastante grande donde confluyen propuestas musicales propias y de otras latitudes que en su quehacer esperan lograr algo y trascender más allá de las fronteras impuestas en la mente de muchos, más de la combinación de estos elementos habran de surgir propuestas tales que harán voltear los ojos del mundo en este territorio.

Todo es cosa de cultivar, desarrollar y darle el debido peso a las cosas para acomodar las piezas que apuntalen la estructura que en algún momento hará de eso que llamamos Rock Mexicano una región que no sólo mueva capital humano, cultural y económico al interior, sino que más allá de ser el soporte de flujo para otras, se convierta en un canal productivo tan importante que dé una salida más amplia a lo que aqui se gesta.

Hay quien hoy objeta la barrera del idioma, pero la gran mayoría de las canciones que hoy se maman estan compuestas en un idioma que hace incomprensible su mensaje a  la gran mayoría hasta que alguien más, vía traducción, interpretación o reseña les transmite.

Ya llegará el tiempo, momento y lugar en que esta teoría se pruebe, se valide, se desmienta y se replantee, ya sea por la labor de pocos o de muchos, lo que me parece un hecho es que más allá de “generaciones segmentadas por necesidades del mercado”, esto es trabajo de una sola generación, la generación que ha ido y seguirá retomando eso que llamamos Rock Mexicano sin caer en clasismos, malinchismos o intereses comerciales.

Let da miusic do di tolquing!.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.