Tom Rogerson y Brian Eno: Motion in Field

Tom Rogerson es un ente creativo al que, quizá si la suerte no le hubiese llevado a encontrarse con un paisano suyo tras un concierto, quizá seguiría haciendo lo suyo en su lugar de nacimiento, más al compartir recuerdos y ponerse al día en una charla casual es que nace este proyecto en el que se acompaña de un tal Brian Eno.

Motion in Field es un tema de corte conceptual cuyo título, quizá, podría explicarse con los fundamentos ofensivos del llamado fútbol soccer, los cuales te indican que, para ganar, así como para tener un buen desempeño con tu pareja, debes lograr amplitud, conseguir una penetración profunda en todas las líneas y, luego entonces, mantener el balón en constante movimiento hasta marcar en la meta contraria.

Tom Rogerson y Brian Eno, Motion in Field…

Dead Oceans se complace en dar la bienvenida a Tom Rogerson como parte de su catálogo. Su elegante debut, Finding Shore, una colaboración de 13 temas que comenzó después de que Rogerson conociera a Brian Eno afuera de los baños después de un concierto, está programado para salir el 8 de diciembre.

Finding Shore es el sonido de Rogerson destilando la esencia de lo que hace tras una prolongada travesía musical desde la infancia hasta ahora. Tomó la ruta tradicional de clases de música y aprender notación antes de empezar a componer “formalmente”. A los 17 años tuve el contraste de tener como maestro al compositor Harrison Birtwistle y al mismo tiempo trabajando como pianista en un lounge en un hotel en ruinas en Peterborough.

Pasó un tiempo en New York tocando jazz, grabando con Reid Anderson de The Bad Plus, y tuvo una carrera exitosa con su grupo de post-rock Three Trapped Tigers, y aunque haya sido una experiencia agradable, admite que era una táctica para distraerse. Todo parecía ser un escape del mundo clásico o, como lo dice el mismo Rogerson, “una caída muy lenta de mi torre de marfil”.

Al encontrarse con Eno, el par no habló sobre música, sino sobre sus raíces en el pueblo de Suffolk, Woodbridge, ubicado en el paisaje del Este de Inglaterra, un terreno páramo, estuario, con sitios donde la milicia experimenta y donde se enterró la embarcación antigua Sutton Hoo.

La influencia de Eno en Finding Shore comenzó al permitir que Rogerson superara su miedo a destinar una pieza a su propio álbum. Para abrir a Rogerson, Eno sugirió que trata experimentando con el Piano Bar, una pieza oscura para el Moog que funciona con rayos infrarrojos dirigidos a cada tecla del piano; estas después transforman la nota en una señal midi que puede ser usada para generar sonidos digitales. Mientras Rogerson improvisaba en el piano, Eno improvisó con la señal midi para crear una pieza de música singular.

La suerte de encontrarse con Eno y su conversación subsecuente sobre el paisaje de Suffolk encontró cabida en Finding Shore. “Totalmente lo escucho, lo escucho y pienso ‘oh eso suena a las campanas de Woodbridge, esos son los pájaros, el viento crujiendo en los juncos’. Creo que se filtra en mi música y en los discos ambient de Brian. Eso de ‘será orgánico o electrónico’ es muy interesante.”

Tom Rogerson with Brian Eno
Finding Shore
Preventa aquí:
tomrogerson.lnk.to/FindingShore

Tracklisting
1. Idea of Order at Kyson Point
2. Motion in Field
3. On-ness
4. March Away
5. Eastern Stack
6. Minor Rift
7. The Gabbard
8. Red Slip
9. Quoit Blue
10. Marsh Chorus
11. An Iken Loop
12. Chain Home
13. Rest

Tom Rogerson Online
facebook.com/tomrogersonmusic
twitter.com/trogersonmusic
instagram.com/tomrogersonmusic

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s