Armando Palomas: Cerrajero de Corazones

Armando Palomas es uno de esos individuos que, sin hacer o ponerse la etiqueta de Rock, hacen más Rock que cualquier bandita dedicada a las canciones para viejos chillones, y es que para hacer eso que llamamos Rock, lo primero es no darle cuentas a nadie, ser libre de ir donde uno quiere, cuando quiere y con quien quiere para hacer y decir lo que uno piensa, razona y, luego entonces, cree.

Cerrajero de Corazones es más que una colección de temas, es un ejercicio catártico que todos deberíamos hacer alguna vez, cuando menos una vez en la vida, pues si bien todos nos la pasamos escuchando canciones, cantando sus letras y tarareando sus melodías, la realidad es que a veces nuestra memoria nos suele jugar malas pasadas, pues añoramos lo que no vivimos, extrañamos gente con quien nunca estuvimos y, peor aún, ocupamos recuerdos prestados para enmascarar un poco nuestro obvio e insípido pasado.

Cerrajero de Corazones es, desde un punto de vista más concienzudo, una colección de confesiones, para horror de algunos y maravilla de otros, pues si bien, así como dicen de las brujas, yo no creo en las putas pero de que las hay las hay porque, puede ser que la puta no sea aquella mujer que vive víctima de sus malas pasiones porque se enamora cada fin de semana creyendo que encontró al médico brujo que devolverá la vida a su corazón, no.

Quizá la puta tampoco sea aquella con la que estuvimos y a la que prometimos regresar sin decirle que como buenos caballeros habríamos de olvidar el camino que nos condujo a sus besos, no.

Quizá la puta sea ese individuo en el que nos convertimos, al que regenteamos para que aguante las borracheras hasta sus últimas consecuencias, aún cuando esto signifique que tal consecuencia sea la última.

¿Yo?, no creo en las putas, pero de que las hay las hay y de eso y muchas cosas más podrá usted escuchar en esta aproximación de Armando Jiménez hacia su vida, obra y andanzas a partir de las canciones de Armando Palomas.

¿O será quizá que no es sino el reflejo de alguien más y lo confundí todo a consecuencia de alguna neurona envenenada?

Con tantas máscaras que uso, a veces ya no se sabe.

Armando Palomas, Cerrajero de Corazones…

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s